Barrio New Town

Princes Street - Edimburgo

La ciudad nueva de Edimburgo (New Town) comenzó construirse a finales del siglo XVIII, cuando la  sobrepoblación del casco histórico y la necesidad de expansión de la ciudad requerían un nuevo diseño urbanístico que permitiera su crecimiento salvando el obstáculo que suponía la presencia de la zona pantanosa de Nor Loch.

Tras convocarse concurso público, se iniciaron los trabajos de creación de la nueva ciudad según diseño del ganador, el joven arquitecto James Craig, quien planteó un esquema de sencilla cuadrícula basada en una calle principal, George Street, que uniera dos espléndidas plazas: Andrew Square y Charlotte Square. Partiendo de este modelo, la ciudad se fue desarrollando y tomando su forma con la creación de elegantes plazoletas de arquitectura neoclásica y bellos edificios representativos del neoclasicismo georgiano.

En la actualidad, New Town es el centro comercial y administrativo de Edimburgo, considerado, al igual que el Old Town, Patrimonio de la Humanidad. Paralela a la emblemática George Street transcurre la que hoy es el eje principal de la ciudad nueva Princes Street, una de las vías más dinámicas de Edimburgo. Es el núcleo de compras por excelencia, junto a la zona peatonal de la calle Rose y aledañas. Boutiques de firmas internacionales, grandes almacenes, tiendas especializadas. Como curiosidad decir que Princess street fue diseñada de tal manera que pudiesen verse desde ella, los jardines, el castillo de Edimburgo y la silueta de la ciudad vieja sobre las escarpadas colinas.

Además de su animación, el barrio nuevo cuenta con importantes puntos de interés. En su extremo este, en la plaza de San Andrés (Andrew Square), verás la antigua mansión de la familia Dundas, hoy sede del Royal Bank de Escocia. Aquí se encuentra además una de las estaciones de autobuses más importantes de la ciudad, y muy cerca, la estación de trenes de Waverley, la segunda más grande del Reino Unido. También a escasos metros está la hermosa Register House, actualmente ocupada por el Archivo Nacional de Escocia.

En el extremo opuesto, lado oeste de Princes street, está la plaza Charlotte, pura elegancia neoclásica, con edificios emblemáticos como el Caledonian Hotel, en el que destaca la torre del reloj, la iglesia de Saint John, con su espléndido interior neogótico, o la cercana iglesia parroquial de Cuthbert.

En tu paseo por New Town tienes además dos puntos de interés en los propios jardines de la populosa Princes street. Aquí se encuentran la National Gallery de Escocia, de visita imprescindible y el monumento al escritor Sir Warter Scott, desde cuyo punto más alto podrás tener esplendidas vistas de las dos ciudades que forman Edimburgo.

Foto: express000

Opina

*

cuatro × 3 =